Las mejores rutas en bici para descubrir Osona con niños

Osona está llena de rutas en bicicleta para disfrutar en familia. Ya sea con los más pequeños que estén dando sus primeros pasos sobre las dos ruedas o que ya sean casi expertos, te proponemos diversas opciones para conocer el patrimonio y la naturaleza de la comarca mientras practican el ciclismo en familia.

Rutas de nivel bajo

Las rutas recomendadas dentro del nivel bajo están pensadas para los niños que están comenzando a ir en bicicleta pero ya tienen la capacidad de hacer algunas excursiones sencillas. Todas tienen un máximo de 14 kilómetros, pero son adaptables a diferentes niveles.

1. De Sant Romà de Sau al monestir de Sant Pere de Casserres

Distancia: 8,8 km
Desnivel positivo: 353m

El monasterio de Sant Pere de Casserres es un ejemplo notable del patrimonio histórico y arquitectónico de Cataluña, y ofrece a los visitantes la posibilidad de conocer un rincón importante de la historia medieval de la comarca de Osona. Por esta razón, es un lugar ideal para explorar con los más pequeños de la casa cuando se inician en las rutas en bicicleta. Además de su arquitectura, el monasterio alberga un valioso patrimonio artístico, incluyendo frescos románicos y elementos decorativos.

Esta ruta no es circular, sino de ida y vuelta, ¡pero la bicicleta no tiene reglas! Siempre se puede dar la vuelta una vez que los pequeños estén cansados. El punto de partida es en Sant Romà de Sau, donde se toma un camino en dirección al Parador de Sau. ¡Las buenas vistas están aseguradas! Desde allí, el recorrido continúa durante unos tres kilómetros más hasta el monasterio. Una salida al monasterio de Sant Pere de Casserres es una buena manera de combinar el deporte y la cultura con una ruta familiar en bicicleta. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

2. Paseo por Vic

Distancia: 12,5 km
Desnivel positivo: 57 m

La primavera y el otoño son las mejores estaciones para disfrutar de los paisajes que rodean la ciudad de Vic con los más pequeños. Las rutas y los carriles son perfectos para organizar una pequeña excursión en bicicleta con niños. Además, el circuito se puede ampliar todo lo necesario utilizando el anillo verde de Vic.

Esta vuelta circular prácticamente no tiene desnivel y comienza en el parque de l’Era d’en Sellés, pasando por el puente del Bruguer y siguiendo los ríos Gurri y Mèder. Con los ríos de la ciudad como protagonistas, la ruta también pasa por el Puig dels Jueus y por un punto de la antigua carretera de Olost, donde es recomendable bajar de la bicicleta y tener precaución. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

3. Ruta circular de Vic a Gurb

Distancia: 8,3 km.
Desnivel positivo: 94 m.

La ruta comienza en la ciudad de Vic y se dirige hacia el municipio de Gurb, ofreciendo un agradable recorrido que incluye el paso por varias masías pintorescas y la impresionante iglesia de Sant Andreu de Gurb. Mientras avanzamos por el camino, se pueden contemplar los encantadores montes que rodean el castillo de Gurb, y en el horizonte, la majestuosa cruz de Gurb preside la vista.

El punto de inicio de esta ruta circular es el punto de acogida Alberg Canonge Collell, desde donde se abandona la capital hasta llegar al municipio de Gurb. Se estima que esta ruta tiene una duración aproximada de una hora, pero se recomienda tomar el tiempo necesario para disfrutar adecuadamente de esta ruta en bicicleta con niños por la comarca de Osona.

4. De Tona a Sant Miquel de Vilageriu por el Santuario de la Mare de Déu de l’Ajuda

Distancia: 9km
Desnivel positivo: 150m

Para hacer turismo en familia sobre ruedas, esta ruta fácil por la llanura de Vic es muy accesible, con poco desnivel. Ideal para descubrir Osona en bicicleta, el paseo comienza en Tona, en la zona deportiva del pueblo. Desde allí, el camino se dirige hacia Sant Fruitós de Balenyà, donde se encuentra el santuario románico de la Mare de Déu de l’Ajuda.

Después de pedalear por las masías de los Plans de l’Alzina y el Molí de l’Omet, la ruta llega a Sant Miquel de Vilageriu, una ermita románica del siglo XII. Tanto el santuario como la ermita son excelentes lugares para hacer una parada, disfrutar del paisaje de Osona y recargar energías con los más pequeños. Finalmente, se regresa a Tona, donde comenzó el recorrido. El desnivel de esta ruta es muy poco pronunciado, con un recorrido corto y una duración de entre 1 y 2 horas. Este paseo en bicicleta por Osona en familia es una forma perfecta de pasar el día en la comarca.

5. De Manlleu al Santuario de Puig Agut, Sant Jaume de Vilamontà, y Sant Esteve de Vila-setrú

Distancia: 13,88 km
Desnivel positivo: 162m

Esta ruta en bicicleta es perfecta para conocer el municipio de Manlleu con niños. El circuito comienza frente al Museo Industrial del Ter, una parada recomendada antes o después de la excursión, y continúa por la orilla del río. El municipio queda atrás y la ruta nos lleva al santuario de Puig Agut, dirigiéndose a Sant Jaume de Vilamontà y Sant Esteve de Vila-setrú. Finalmente, la ruta circular nos devuelve al Ter, hasta llegar al punto de partida.

Pedalear con niños por Osona no solo es saludable, sino que también acerca el patrimonio de Osona a los más pequeños. Las iglesias de Sant Jaume de Vilamontà y Sant Esteve de Vila-setrú, así como el santuario de Puig Agut, son grandes ejemplos.

Rutes de nivel medio

Estas cinco opciones de ruta en bicicleta para descubrir Osona con niños se pueden considerar de nivel medio, y van desde los 14 hasta los 23 kilómetros de longitud.

1. Paseo por la anilla verde de Vic

Distancia: 20 km
Desnivel positivo: 172m

La anilla verde de Vic es un cinturón verde que rodea la ciudad, ofreciendo un área natural y paisajística para la recreación, el ocio y la conservación del medio ambiente. La Anilla Verde presenta una ruta circular que rodea la ciudad, pasando por diversos espacios naturales, como ríos, zonas boscosas y parques. Esta ruta está diseñada para peatones y ciclistas, ofreciendo una experiencia agradable para disfrutar del aire libre.

El desnivel acumulado de la ruta circular de 20 kilómetros es bajo, por lo que es una excursión ideal para realizar con niños en Osona. Además, ofrece áreas de recreo y descanso, como zonas de picnic para hacer una pequeña pausa. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

2. Ruta circular por els Hostalets de Balenyà

Distancia: 13,8km
Desnivel positivo: 260m

Esta ruta de nivel medio tiene su punto de inicio en los Hostalets de Balenyà, un pequeño municipio de Osona al que se puede llegar en transporte público desde Barcelona. Desde el pueblo, el camino se dirige hacia la ermita de Sant Jaume de Viladrover, pero sin llegar a ella.

Recorriendo los alrededores de los Hostalets de Balenyà, nos acercamos ligeramente a Tona, un pueblo que también se puede visitar para conocer bien la comarca de Osona. A lo largo de todo el camino, se pueden encontrar pequeños puntos de descanso donde hacer una pausa, un pequeño descanso o una comida si se quiere alargar la salida. Se trata de una ruta circular, por lo que el punto de llegada es el mismo municipio de los Hostalets. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

3. Valle del Ges

Distancia: 23km
Desnivel positivo: 500m

La Vall de Ges, cerca de Sant Pere de Torelló, es el lugar perfecto para pasear en bicicleta con la familia. Descubrir las masías rurales en Cataluña y los senderos de la zona de Torelló en bicicleta es una actividad muy buena para hacer con niños de todas las edades. La Vall de Ges está llena de masías y casas de payés, típicas de la comarca de Osona, unidas por caminos y pequeños senderos. Hacer una ruta en bicicleta por Osona desde Torelló o desde Mas Redortra es perfecto para aprovechar todo el paisaje.

La duración de la ruta y el camino depende de la familia y la edad de los niños, pero el desnivel de la zona es ideal para organizar una pequeña excursión familiar en bicicleta. Para completar la ruta, se recomienda tomar los caminos que bordean el valle por Mas Vinyoles, Mas Grill y el Molí de Targarona, enlazando caminos y senderos por todas las rutas posibles que hay en la zona. Esta es una paseo en bicicleta muy divertido para hacer con toda la familia.

4. Circular desde Vic a Santa Eulàlia de Riuprimer y la Guixa

Distancia: 14,8km
Desnivel positivo: 202m

Esta ruta en bicicleta con niños por Osona comienza igual que la que va de Vic a Gurb, que ya ha aparecido en el apartado anterior. En este caso, sin embargo, la excursión pasa cerca de Sant Joan Galí y entra en el municipio de Santa Eulàlia de Riuprimer y del núcleo de La Guixa hasta llegar a Vic.

Aunque son núcleos pequeños, tanto Santa Eulàlia de Riuprimer como La Guixa son paradas interesantes para hacer de una salida ciclista con niños una excursión con un toque cultural. En el primer municipio, podemos encontrar una iglesia parroquial que data del siglo XI, y ambos son perfectos para pasar un rato tranquilo lejos de las grandes aglomeraciones de gente.

5. Ruta circular de Vic a Gurb, Santa Eulàlia de Riuprimer y la Guixa

Distancia: 19,5km
Desnivel positivo: 249m

Nuevamente, esta ruta tiene el mismo punto de inicio que la anterior, y se podría decir que es la combinación de la ruta de Vic a Gurb de la que ya hemos hablado y la que va a Santa Eulàlia de Riuprimer y La Guixa.

Así que, esta es una excursión en bicicleta para hacer con niños que tiene forma circular, pero no llega a los 20 kilómetros y se estima que se puede hacer en poco menos de dos horas, dependiendo del ritmo. La parte más positiva de esta ruta es que une los puntos de interés de las dos opciones anteriores: el municipio de Gurb con el castillo y la cruz de Gurb al fondo, así como la iglesia de Santa Eulàlia de Riuprimer y el núcleo de La Guixa.

Rutas de nivel alto

Las cinco rutas de nivel más alto son para niños que aún no pueden hacer excursiones demasiado largas pero se aventuran más con la bicicleta. Todas las salidas recomendadas van desde los 17 hasta los 35 kilómetros y son ideales para conocer más a fondo diversas zonas de la comarca de Osona en familia.

1. Al Puig dels Jueus desde Vic

Distancia: 26km
Desnivel positivo: 143m

Una excelente opción de ruta para hacer en compañía de niños, ya que el trazado es de baja dificultad y transcurre principalmente por amplias pistas de tierra y tramos pavimentados. La excursión comienza en Vic, siguiendo el camino que bordea el río Gurri, para luego adentrarnos en Malla, donde la mayor parte del recorrido pasa por tranquilas carreteras locales.

Continuamos en dirección a Sentfores, para pasar junto al río Mèder. Este río se cruza para llegar a la Riera de Sant Joan del Galí. Después de superar la antigua carretera de Olost, punto donde se debe tener precaución, se llega a los pies de la Creu de Gurb, un punto que también hemos destacado en otras excursiones de este artículo. Se regresa a Vic por la Avinguda Olímpia. El último tramo pasa por el carril bici que lleva al Puig dels Jueus. Finalmente, la ruta termina de nuevo cerca del río Gurri en su paso por el barrio de Sant Llàtzer. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

2. Ruta circular por Vic, Sant Julià de Vilatorta, Folgueroles, Roda de Ter y Manlleu

Distancia: 34,5km
Desnivel positivo: 281m

Esta ruta, creada por la Penya Cicloturista de l’ADAC, eleva un poco el nivel de esta lista, pero es ideal para las familias y los niños más experimentados. Sigue siendo una muy buena opción para conocer Osona en bicicleta con niños. Saliendo del aparcamiento del sucre, en Vic, se dirige hacia el Camí Ral de Sant Julià de Vilatorta y el Parc de les Set Fonts.

La excursión pasa por los núcleos de Sant Jordi de Puigsesolles, Roda de Ter, Sant Miquel de la Guàrdia, Manlleu y Sant Julià de Vilamirosa, haciendo de esta una muy buena ruta para explorar la comarca de Osona. El camino es mayoritariamente de piedra, pero hay que tener en cuenta algunos tramos estrechos e intersecciones. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

3. Desde Santa Eugènia de Berga a Sant Joan de Vilatorta y la ermita de Sant Marc

Distancia: 21,8km
Desnivel positivo: 362m

Esta ruta circular tiene el municipio de Santa Eugènia de Berga como punto de inicio, desde donde se puede descubrir el patrimonio natural y cultural de la comarca de Osona en familia. Desde el aparcamiento que hay en el pueblo, la ruta se dirige hacia el Castell d’Heures, la primera parada cultural de la ruta.

El camino continúa hacia el Pantà de Sala d’Heures y Vilalleons, punto ideal para hacer una pequeña parada y coger fuerzas para llegar al Puig d’Agulla y seguir hasta el Castell de Sant Joan de Vilatorta. La ruta ciclista continúa hasta las 7 fonts, y tiene como último punto de referencia la ermita de Sant Marc, con las mejores vistas de la comarca de Osona. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

4. De Sant Boi de Lluçanès a Perafita

Distancia : 17km
Desnivel positivo: 335m

El municipio de Sant Boi de Lluçanès se encuentra en los límites de Osona, y la iglesia de Sant Baldiri es el punto de inicio de esta ruta ciclista para hacer con niños por la comarca. El entorno natural de esta excursión es muy recomendable, ya que pasa por el Pantà de Sant Boi y el de Vilarrasa, así como por los alrededores de diferentes masías de la zona, antes de llegar al núcleo de Perafita.

Esta salida se puede hacer en dos partes, aprovechando el atractivo del municipio de Perafita, antes de regresar a Sant Boi de Lluçanès por La Tria, los pantanos y la Font de la Prada. Puedes consultar más información y el mapa de la ruta en este enlace.

5. De Vic a Manlleu

Distancia: 22,8km
Desnivel positivo: 229m

Hay que tener en cuenta que esta ruta no es circular, sino lineal, así que los 22,8 kilómetros representan la suma de la ida y la vuelta. El inicio de la excursión es en Vic, en el punto de acogida Alberg Canonge Collell. Desde este punto se sale del municipio, se pasa por el término municipal de Gurb y se llega a Manlleu, frente al Museu Industrial del Ter.

El Museu Industrial del Ter vela por la conservación de la historia de Manlleu y su pasado industrial, así como la recuperación ambiental de los ríos de la zona. Por ello, es muy recomendable aprovechar sus actividades divulgativas, proyectos y actividades para niños y convertir una ruta en bicicleta con niños en la combinación entre deporte y aprendizaje.

Otros espacios naturales

Una de las principales recomendaciones a la hora de aprender a andar en bicicleta es, evidentemente, contar con suficiente espacio para hacerlo. Y no hay mejores espacios que en las zonas verdes repartidas por toda la comarca de Osona. Las siguientes recomendaciones de espacios naturales son perfectas para los niños que se inician en la bicicleta.

1. Bosque encantado de Gurb

El Bosc Encantat de Gurb es un espacio natural diseñado para la recreación y el senderismo en un entorno boscoso. Ofrece caminos y senderos a través del bosque donde se puede disfrutar de la naturaleza y la belleza del paisaje de Osona en familia. El Bosc Encantat también tiene un enfoque educativo, promoviendo la conciencia ambiental y la apreciación de la naturaleza. A menudo se organizan actividades y eventos educativos para niños y visitantes interesados en aprender más sobre el entorno natural.

2. Fageda de la Grevolosa

La Fageda de la Grevolosa es un lugar mágico en Osona, tanto para los más pequeños como para los adultos. Por eso, dar un pequeño paseo entre los árboles con aquellos que acaban de empezar a andar en bicicleta puede formar parte de una buena escapada en familia descubriendo la comarca.

Ubicado en el municipio de Sant Pere de Torelló, este bosque es uno de los más espectaculares de Cataluña: algunos de los árboles tienen más de 300 años, el diámetro promedio es de 60 centímetros y pueden llegar a una altura de 40 metros. Precisamente por esto, muchos de ellos han sido catalogados como árboles monumentales.

3. Ruta de las brujas de Centelles

Centelles es un pueblo de brujas, y aprender a andar en bicicleta es una buena excusa para conocer su historia. En total, la ruta que tiene inicio en el centro del pueblo puede llegar a hacer hasta 6 kilómetros, pero vale la pena tomarla con calma e ir descubriendo los rincones del pueblo y su entorno natural.

El recorrido comienza en el Pla del Mestre y va hacia la plaza Mayor, con el palacio de los Condes. Algunos de los puntos de interés son la casa de Terrades, con su torre medieval, así como el Cercle de les Bruixes, un grupo de cipreses en círculo que se cree que tiene un origen esotérico.

4. L’Esquirol

L’Esquirol es uno de los pueblos más bonitos de Osona. Situado al este de la comarca, la bicicleta es el medio ideal para visitarlo en familia. La distancia y el tiempo de este paseo dependen totalmente de cada uno; salir en bicicleta con niños por Osona es fácil con pueblos tan bonitos como l’Esquirol.

El punto donde en el siglo XV estaba el Hostal de l’Esquirol, ahora está el pueblo, lo que nos permite disfrutar en bicicleta de uno de los mejores paisajes de Osona. Hoy en día, l’Esquirol forma parte del municipio de Santa Maria de Corcó, que une Cantonigròs, Sant Julià de Cabrera, Sant Martí Sescorts y l’Esquirol. Los cuatro pueblos tienen paisajes magníficos con iglesias románicas y casas de campo, perfectos para visitar en familia en bicicleta. En l’Esquirol se pueden hacer muchas rutas con niños, ya que no hay subidas y es ideal para que los más pequeños hagan una ruta en bicicleta por Osona.

5. Castanyer de les 9 branques, Viladrau

Aunque el castaño sea un árbol muy común en Cataluña, el de Viladrau es especial y casi mágico: tiene nueve ramas principales que crecen desde la base del árbol. Es por este detalle que el castaño es tan conocido y que su entorno es perfecto para aprender a andar en bicicleta y descubrir nuevos rincones de Osona en familia.

La edad exacta del Castanyer de les 9 branques es difícil de determinar, pero se estima que tiene varios siglos de antigüedad, lo que lo convierte en un testimonio histórico de la región. El árbol se encuentra en el camino de Viladrau a Santa Fe, cerca de la Font de la Tosca.

Más información:

Rutes de la Plana de Vic

Escapada amb nens a Osona

 

Tal vez pueda interesarte…